viernes 9 diciembre 2022

ÚLTIMAS NOTICIAS

El culto al cuerpo y sus peligros

Hoy en día hay muchas personas, sobre todo adolescentes, que tienen en el culto al cuerpo una de sus máximas preocupaciones y ocupaciones a lo largo del día. Esto se agudiza entre los y las jóvenes. Los adolescentes tienen entre ceja y ceja gustar y se olvidan que lo más importante es quererse a sí mismo.

Muchos de estos jóvenes sufren graves problemas de ansiedad debido a que no están conformes con su cuerpo. Esto se debe a que no entra en los cánones que ellos creen aptos para gustar al resto de la sociedad. El objetivo de los jóvenes es ser aceptados como parte de un grupo y piensan que así no lo van a conseguir. Como resultado, surgen trastornos alimenticios como la anorexia y la bulimia. En este terrorífica fase empiezan a mentir y a confundir lo que es real de lo que no. Desde ese momento todo el mundo está en su contra y nadie les entiende.

Trastornos de alimentación

Esto es algo que hay que corregir con cariño, empatía, educación y una buena dosis de terapia. Hay que trabajar para que nuestros niños y jóvenes aprendan e interioricen la importancia de quererse a sí mismos. Este es el único camino correcto para gustar a los demás. En caso de que un padre o una madre vea que no es capaz de corregir esos pensamientos o esa conducta en sus hijos o hijas, terapia. Por favor, acudan a un especialista que cuente con la experiencia y los medios para revertir esa situación para que su hijo o hija mejore.

Busquemos siempre la ayuda de un profesional cuando veamos que la situación nos supera, que se nos está yendo de las manos. Lo peor que podemos hacer es rendirnos, porque en nuestras manos está la vida y el porvenir de nuestros hijos. Con cariño y mucha paciencia, todo tiene solución. Los trastornos alimenticios, como cualquier otra patología, es importante diagnosticarlos a tiempo.

De esta forma, el especialista podrá aplicar el tratamiento adecuado que hará que el joven mejore en el menor tiempo posible. Cuando vayamos a acudir a un médico con nuestro hijo, también es importante asegurarnos de que no mienta, para que el profesional pueda acertar con el diagnóstico y el tratamiento.

Aceptar el problema

Hay jóvenes que no quieren aceptar el problema que tienen y lo niegan, escondiendo la cabeza ante cualquier problema. Esto es horrible. para poder solucionar un problema, el primer paso es reconocer su existencia. A las chicas, que son más proclives a este tipo de patologías, les cuesta admitir que tienen la enfermedad. Simplemente piensan que se están cuidando y comiendo entre poco y nada para no engordar.

Nada más lejos de la realidad, el problema va a seguir existiendo aunque no lo reconozcan ni quieran poner ningún remedio. Al contrario. La situación puede ir a más y volverse irreversible. No hay nada más triste que ver a un padre o a una madre enterrando a su hijo o hija. Por favor, prevenir los trastornos de alimentación y ayudar a nuestros hijos cuando caen en uno de ellos está en nuestras manos. No les fallemos.

Hay que hacer ejercicio y moverse, pero sin la obsesión de tener mejor cuerpo que el vecino o el cuerpo que tal o cual persona querría que tuvieras. Quien ha de estar a gusto en su cuerpo y en su piel es uno mismo. Nadie merece sentirse un cero a la izquierda por culpa de sus cuerpos. Debemos aprender que todos los cuerpos son válidos y a aceptar y querer a todas las personas, sea como sea su cuerpo y sea cual sea su raza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Latest Posts

NO TE PIERDAS